Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

7 remedios caseros naturales eficaces para la indigestión

Entre los mejores remedios caseros para tratar la indigestión están el té, el limón o el jengibre.

 

Los problemas de digestión son afectaciones que pueden alterar de forma notable la calidad de vida de quien las padece. Las indigestiones y los síntomas que se asocian a las mismas generalmente crean incomodidad y pueden convertir la hora de la comida en un verdadero suplicio.

En este artículo descubriremos los 7 remedios caseros más efectivos para tratar los síntomas de la indigestión, así como sus principales características.

¿Cuáles son los remedios caseros para tratar la indigestión?

Existe gran cantidad de remedios caseros para tratar los síntomas relacionados con la indigestión, que pueden ir desde la acidez, la pesadez o el dolor hasta las náuseas y los vómitos.

A continuación destacamos los remedios caseros más adecuados para tratar una afectación tan común como es la indigestión.

1. Té

El té verde es la bebida más consumida del mundo después del agua. Su consumo es mayoritario principalmente en Oriente, aunque existe un auge desde hace décadas en las sociedades occidentales.

La mayoría de países cuyos habitantes toman té de manera diaria, por ejemplo China y Japón, suelen presentar un nivel mucho menor de problemas estomacales o digestivos, así como de envejecimiento prematuro.

Los efectos que tiene el té a la hora de actuar como remedio casero para la indigestión se basan en el hecho de que al tomarlo caliente reduce la inflamación y facilita las digestiones pesadas.

2. Manzanilla

La manzanilla es una de las infusiones más conocidas después de los tés clásicos. Se trata de una planta originaria de Europa y de Asia, consumida desde la Edad Antigua por ser considerada una planta con poderes místicos y curativos debido a la gran cantidad de problemas de salud que puede tratar.

La manzanilla también es un remedio casero clásico para tratar la indigestión por su capacidad de relajar los músculos estomacales, así como la posible inflamación y también a la hora de favorecer la digestión.

3. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es un remedio natural muy común para tratar toda clase de problemas de salud. También puede ser un remedio casero muy accesible para la indigestión, ya que reduce la acidez, calma el dolor y facilita la digestión.

El bicarbonato de sodio es un remedio excelente para aquellas personas con sensibilidad en su sistema digestivo o con tendencia a las digestiones pesadas.

Una receta con bicarbonato que puede ser efectiva para reducir el dolor estomacal consiste en añadir una cucharada de bicarbonato en una taza con agua y agregarle a continuación el zumo de medio limón. Esta receta no se recomienda tomarla más de una vez al día.

4. Limón

Consumir zumo de limón u otros remedios con limón añadido es un remedio excelente para combatir los efectos de la indigestión. El remedio más habitual con limón consiste en tomar un vaso de agua caliente con algunas rodajas de limón dentro.

Otra forma de consumir esta fruta es tomar directamente el zumo del limón caliente. El principal efecto que ejerce el limón sobre la indigestión es el de neutralizar los ácidos naturales del estómago. Otros cítricos como el pomelo o la piña también son un buen remedio para tratar los síntomas de la indigestión.

5. Jengibre

El jengibre constituye otro remedio casero clásico para tratar los síntomas de la indigestión. La razón por la que este tubérculo sea un ingrediente tan utilizado desde hace siglos como remedio para problemas estomacales y digestivos de todo tipo radica en sus propiedades medicinales.

El jengibre es conocido principalmente por sus propiedades antiinflamatorias, antibacterianas, antioxidantes y revitalizantes. Este tubérculo puede consumirse tanto en infusiones como cortado directamente en rodajas si queremos paliar los síntomas de una indigestión provocada por una comida pesada o bien por problemas digestivos.

6. Agua

Beber agua puede ser un remedio tan sencillo como eficiente para tratar los síntomas de la indigestión. Algo tan simple como tomar un vaso de agua caliente o varios después de comer mejora la digestión, relaja el estómago y reduce posibles inflamaciones.

El agua puede ayudar al organismo a realizar de manera más efectiva sus funciones y, en casos de diarrea o descomposición causada por una indigestión, hidratarse con agua puede ser un remedio excelente para reponer los líquidos perdidos.

7. Vinagre de manzana

El vinagre de manzana también figura en los primeros puestos de la lista de mejores remedios caseros para tratar tanto la indigestión como el dolor de estómago. Se trata de un remedio poco conocido pero que cuenta con abundantes beneficios y puede ser usado tanto como acompañamiento gastronómico como para tratar problemas de salud.

Entre las propiedades del vinagre de manzana figuran la reducción de la acidez del estómago, el alivio de la hinchazón que haya podido provocar el dolor y la eliminación de gases presentes en el estómago.

Comentarios