RH nulo (Rhnull): el grupo sanguíneo más raro y valioso

Rh nulo es un grupo sanguíneo que permite donar sangre a todos los grupos Rh raros.

 

.

 

Cuando hablamos de grupos sanguíneos poco frecuentes la mayoría de personas pensamos en el Rh O-, conocido por el hecho de que quienes presentan esta variante pueden donar sangre al resto de grupos. No obstante, hay un fenotipo aún más raro sobre el cual se ha tomado conciencia en las últimas décadas: el Rh nulo.

En este artículo describiremos las características principales del fenotipo sanguíneo Rh nulo (“Rh null”), el más raro que existe, y que puede provocar alteraciones en la formación de los glóbulos rojos pero también puede ayudar a salvar la vida de muchas personas del resto de grupos sanguíneos.

Glóbulos rojos, antígenos y anticuerpos

Nuestro organismo obtiene el oxígeno que necesita para poder funcionar correctamente de los eritrocitos o glóbulos rojos. Estas células transportan las moléculas de oxígeno, esenciales en las reacciones energéticas del cuerpo de los animales.

Los glóbulos rojos contienen unas sustancias llamadas antígenos que cumplen un papel clave en la respuesta de nuestro sistema inmunitario a las amenazas externas: de los eritrocitos depende la formación de los anticuerpos o inmunoglobulinas, que detectan y eliminan los virus, las bacterias y otros elementos indeseados que pueden provocar infecciones.

Los dos grupos de antígenos principales son llamados “A” y “B”, y se transmiten de padres a hijos por herencia genética. Estos dos fenotipos son dominantes, mientras que el grupo “O”, caracterizado por la ausencia de los antígenos A y B, es recesivo; esto significa que los otros dos se manifiestan de forma prioritaria en caso de estar presentes en los genes.

Por otra parte, también hay que tener en cuenta el antígeno Rhesus D, que pertenece a otro sistema de grupos sanguíneos y se combina con los anteriores. Quienes tienen este factor en su sangre son clasificados como “Rh positivas” (Rh+), mientras que si no es así hablamos de “Rh negativas” o Rh-.

Existen ocho grupos sanguíneos que pueden ser considerados comunes en la especie humana: O+ (el más frecuente de todos), O-, A-, A+, B-, B+, AB- y AB+. No obstante, se sabe que estos no son los únicos que hay, sino que se ha identificado un gran número de variaciones.


¿Qué es el Rh nulo (“Rh null”)?

El Rh nulo es el grupo sanguíneo menos frecuente que conocemos. En la actualidad sólo se ha podido detectar su presencia en menos de 50 personas en todo el mundo; si bien cabe esperar que el número total sea mayor, seguiría tratándose de la forma de expresión más rara que existe de los antígenos de la sangre.

La sangre de las personas del grupo Rh nulo carecen completamente de los antígenos del sistema Rh, incluyendo el relevante antígeno D. Si bien hasta hace unos 50 años se creía que la ausencia de estas sustancias era incompatible con la vida, incluso con el desarrollo embrionario, en la actualidad sabemos que esto no es así.

En el año 1961 se describió el primer caso de Rh nulo; la persona en quien se detectó era una aborigen australiana. Posteriormente la comunidad científica identificó este raro grupo sanguíneo en otras personas; en el año 2010, cuando la concienciación al respecto era relativamente intensa, se sabía de la existencia de 43 casos en todo el mundo.

Recientemente el Rh nulo se ha vuelto más popular gracias a la publicación de distintos artículos en revistas divulgativas y en literatura de otro tipo pero también accesible a la población general. Es el caso de este texto del diario The Atlantic, que analiza la historia personal de individuos afectados y es uno de los que han tenido una influencia más clara en la reciente expansión del conocimiento sobre el Rh nulo.


Implicaciones de este grupo sanguíneo

Como sucede con el resto de grupos sanguíneos poco frecuentes, la sangre correspondiente al Rh nulo tiene un gran valor en el contexto de la medicina. Esto se debe a que las personas con Rh nulo pueden ser consideradas donantes universales para todos los tipos raros del sistema Rh, de modo similar a lo que sucede con el tipo O- en relación a los antígenos A, B y O.

Sin embargo, la ausencia de antígenos Rh característica de este fenotipo provoca alteraciones estructurales en las proteínas de los glóbulos rojos. En concreto, se detecta debilidad en las membranas celulares que se asocia a filtraciones de iones de sodio y de potasio, y también es habitual la anemia hemolítica, que causa fatiga y problemas cardiacos y respiratorios.

Además, estos donantes universales tienen un problema grave si necesitan una transfusión sanguínea: sólo pueden recibirla de personas que también pertenezcan al grupo Rh nulo, ya que si su sangre entrara en contacto con antígenos Rh las consecuencias para su organismo podrían ser nefastas e irreversibles.

En 2010 sólo 6 de las personas con Rh nulo estaban registradas como donantes. Además de que la mayoría se encuentran repartidas por el planeta y por tanto muy alejadas entre ellas, la rareza de este grupo sanguíneo incrementa aún más las dificultades de tipo burocrático derivadas de la colaboración entre servicios sanitarios de distintos países.



Comentarios

envía el comentario