Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Sanguijuelas: usos medicinales, propiedades y eficacia real

El uso de las sanguijuelas como tratamiento medicinal se remonta a hace más de 3.500 años, pero ¿es una terapia efectiva?
Las sanguijuelas han sido utilizadas por la medicina alternativa o tradicional desde hace más de 3.500 años. 

 

Bajo el nombre de Hirudoterapia nos encontramos con una terapia antiquísima, la cual se remonta a más de 3.500 años, en la que la sanguijuela es utilizada con fines claramente terapéuticos. Básicamente consiste en una técnica medicinal usada para curar distintos trastornos y problemas de salud, mediante la mordedura de estos anélidos.

¿Cuál es su origen? ¿En qué consiste la sanguijuela medicinal? Y sobre todo, ¿cuándo puede ser utilizada con este fin, y para qué trastornos? A lo largo de este artículo lo descubrimos todo acerca de las sanguijuelas, de su uso medicinal y de la eficacia de las terapias con estos anélidos.

¿Qué son las sanguijuelas?

La sanguijuela es un animal invertebrado, perteneciente a la familia de los anélidos, el cual está formado por un total de 34 segmentos, de apariencia viscosa y color oscuro (que puede ser marrón, negro o verde oscuro), por lo general poco agradable a la vista, grandísima elasticidad y una flexibilidad ciertamente sorprendente, pudiendo llegar a alcanzar los 5 centímetros de longitud.

Es conocido científicamente con el nombre de hirudinea y aunque la gran mayoría de especies las encontramos en agua dulce, también las hay marinos, terrestres e incluso arborícolas.

Todas las sanguijuelas cuentan con una ventosa ventral, la cual se encuentra formada por los seis segmentos finales del cuerpo. Tienden a respirar por la piel, y poseen dos corazones. Incluso algunas pueden tener hasta tres mandíbulas.

Características de la sanguijuela medicinal

Aunque el uso de la Hirudo medicinalis se ha venido utilizando sobre todo en Europa desde hace ya muchos siglos, como conoceremos a lo largo del apartado siguiente, lo cierto es que dependiendo del país o zona en la que nos encontremos, para su uso medicinal se utilizaban otras especies de sanguijuelas.

Así, por ejemplo, mientras que en Asia se utilizaba la especie Hirudinaria manillensis, en el Amazonas se usaba principalmente la variedad Haementeria ghilianii.

Se caracteriza por ser un anélido (gusano) plano que vive en aguas dulces, normalmente tibias, con presencia de dos ventosas la cual, una de ellas, se encuentra asociada al aparato bucal. A su vez, es esta ventosa la que dispone de una serie de dientes que sirven de enganche.

Al momento de engancharse y realizar la mordedura, sus glándulas salivares desprenden una saliva con supuestas propiedades anestésicas, antimicrobianas, vasodilatadoras y anticoagulantes. Precisamente por su acción anestésica, suele ser muy habitual que su mordedura no sea dolorosa.

Antiguamente, las sanguijuelas era utilizadas para extraer la sangre de los enfermos en un tratamiento conocido como "sangrías". 

Hirudo medicinalis a lo largo de la historia: el comienzo de la hirudoterapia

Aunque hoy en día esta terapia medicinal es conocida con el nombre de Hirudoterapia, lo cierto es que nos encontramos ante una técnica que se remonta a hace más de 3.500 años, cuando la sanguijuela, concretamente la denominada con el nombre de Hirudo medicinalis empezó a ser utilizada con fines terapéuticos.

A pesar de no existir una evidencia clara sobre desde qué momento empezó a ser usada con estos fines, se tiene constancia que las primeras referencias documentadas sobre el uso médico de las sanguijuelas se remontan al siglo III a.C., concretamente en obras como Charak Samhita, Susrut Samhita, Astang Hridaya o Sharangdhar Samhita, algunas de las obras indias más destacadas del Ayurveda, la medicina antigua india.

En estas obras se distinguen capítulos en los que se describe de forma completa tanto su uso medicinal como sus aplicaciones, además de indagar acerca de sus teóricas bondades curativas.

De hecho, se sabe que el uso de las sanguijuelas como terapia medicinal ya existía en otros países además de en la India, como por ejemplo en China, Persia, Grecia, Roma e incluso Egipto.

En algunos de estos países, como es el caso de Grecia o Roma, la sanguijuela medicinal era utilizada con el fin de extraer la sangre en distintas zonas del cuerpo, una técnica medicinal conocida por aquel entonces con el nombre de “sangría”, y que se creía podía ser ideal para curar una amplia variedad de enfermedades, desde dolores a enfermedades oculares o mentales.

En aquellos momentos, de hecho, se creía que mediante las “sangrías” se podía restaurar el balance natural del cuerpo, tras la extracción de la sangre “contaminada”. Y el propio Avicena, médico y filósofo persa que vivió entre 980 y 1037, aconsejaba frotarse la zona a tratar de forma enérgica para que los poros se abrieran y la sangre se acumulara, para finalmente colocar la sanguijuela en el lugar y su efectividad fuera aún mayor.

La saliva de las sanguijuelas tiene supuestas propiedades antibacterianas y anestésicas.
 

¿Cuáles son sus propiedades y usos medicinales?

Mientras que hace siglos la sanguijuela medicinal se utilizaba únicamente con el fin de curar determinados trastornos y enfermedades, mediante su aplicación como “sangrías”, desde hace tiempo se viene investigando acerca de sus supuestas bondades medicinales.

Las principales cualidades terapéuticas o curativas de la sanguijuela medicinal se encontrarían en las distintas enzimas y compuestos presentes en su saliva, los cuales, al momento de pegarse a los cuerpos y chupar la sangre gracias a las ventosas potentes que poseen, tienden a pasar al animal o individuo al que se ha agarrado.

Por ejemplo, se está estudiando cómo la hirudina funciona como anticoagulante, lo que significaría que ayuda a disolver los coágulos que se pueden formar en los diferentes vasos sanguíneos.

Se distinguen a su vez otros compuestos con acción antimicrobiana, y determinados agentes vasodilatadores, los cuales ayudan a que las paredes de los vasos se abran mediante su dilatación. También encontramos la presencia de un anestésico local, que impide que la mordedura de la sanguijuela sea dolorosa.

Además, hoy en día las sanguijuelas están siendo utilizadas como tratamiento alternativo en cirugía plástica y reconstructiva, especialmente cuando la sangre no llega con facilidad a la zona que ha sido implantada, al actuar como un anticoagulante, anestésico, antimicrobiano y antibiótico, permitiendo la formación de nuevas conexiones sanguíneas y reduciendo la presión existente sobre las venas.

¿Y cómo podemos retirar a la sanguijuela medicinal de la piel? Para desengancharlas, básicamente, se pueden realizar movimientos bruscos, o bien aplicar un poco de sal o vinagre para conseguir que se desprendan con facilidad.

Es necesario especificar, que los beneficios o propiedades medicinales reales de las sanguijuelas todavía se encuentran en proceso de estudio y los resultados de las investigaciones científicas no han conseguido demostrar de manera clara y concisa los efectos terapéuticos reales de este tipo de tratamientos.

Otras especies de sanguijuelas

Además de la conocida como sanguijuela medicinal (o Hirudo medicinalis), también existen otras especies relacionadas. De hecho, se conocen alrededor de 700 especies distintas de sanguijuelas.

Aunque cada especie posee sus propias características, en su gran mayoría tienden a tener un tamaño en realidad pequeño, oscilando entre los 10 a 20 mm, aunque algunas pueden llegar a alcanzar los 50 cm.

En esta ocasión vamos a destacar otras dos especies que han sido utilizadas también con fines medicinales, además de la ya nombrada Hirudo medicinales: la Hirudinaria manillensis y la Haementeria ghilianii.

Referencias bibliográficas:

  • Historical Article: Hirudo medicinalis: ancient origins of, and trends in the use of medicinal leeches throughout history. Whitaker IS, Rao J, Izadi D, Butler PE. Br J Oral Maxillofac Surg. 2004 Apr;42(2):133-7.

  • The Hirudo medicinalis species complex. Kutschera U. Naturwissenschaften. 2012 May;99(5):433-4. doi: 10.1007/s00114-012-0906-4.

  • More than just one: multiplicity of Hirudins and Hirudin-like Factors in the Medicinal Leech, Hirudo medicinalis. Müller C, Mescke K, Liebig S, Mahfoud H, Lemke S, Hildebrandt JP. Mol Genet Genomics. 2016 Feb;291(1):227-40. doi: 10.1007/s00438-015-1100-0.

  • Effectiveness of topical gel of medical leech (Hirudo medicinalis) saliva extract on patients with knee osteoarthritis: A randomized clinical trial. Shakouri A, Adljouy N, Balkani S, Mohamadi M, Hamishehkar H, Abdolalizadeh J, Kazem Shakouri S. Complement Ther Clin Pract. 2018 May;31:352-359. doi: 10.1016/j.ctcp.2017.12.001.

  • Use of Hirudo medicinalis in paediatric reconstructive surgery. Valerio E, Castiglione G, Olivo M, Ferrarese P, Spilimbergo SSD. Arch Dis Child Educ Pract Ed. 2018 Aug;103(4):203-204. doi: 10.1136/archdischild-2017-313306.

  • [Hirudo medicinalis-leech applications in plastic and reconstructive microsurgery--a literature review]. Knobloch K, Gohritz A, Busch K, Spies M, Vogt PM. Handchir Mikrochir Plast Chir. 2007 Apr;39(2):103-7.

Comentarios