Tengo la garganta inflamada, ¿qué tomar?

Motivos por los que se produce el dolor de garganta | Cedida

A veces surge de repente, estamos en algún sitio y notamos dolor de garganta y molestia al tragar, que a veces aparece cuando nos levantamos ¿qué nos pasa? ¿Por qué tenemos dolor de garganta y qué podemos hacer para que desaparezca cuanto antes?

Motivos por los que se produce el dolor de garganta

En adultos el dolor de garganta puede venir derivado de otros síntomas como la inflamación o la irritación.

Por un lado, tenemos la irritación de garganta, que puede ser causada por un agente patógeno o ser tan solo el producto de una alergia, cambios bruscos de temperatura, por productos irritantes como el humo del tabaco o por forzar mucho la voz.

Por otro lado, tenemos la inflamación de garganta, que puede ir acompañada de irritación y derivar de un infección causada por bacterias o virus. Estos síntomas pueden estar asociados a un resfriado o enfermedades como por ejemplo gripe, faringitis o amigdalitis.

Debemos visitar al médico para que nos indique un tratamiento específico si notamos síntomas como fiebre, aumento en el diámetro de nuestro cuello a la altura de los ganglios linfáticos, molestias en los oídos o en la boca, mucosidad o expectoración, escalofríos o cualquier otro síntoma que nos indique que no se trata únicamente de un dolor agudo de garganta. Además, si la inflamación o el dolor de garganta no mejora o empeora al cabo de 3 días, también es importante visitar al médico.

¿Qué tomar si tengo la garganta inflamada?

Tenemos diferentes medicamentos si queremos aliviar el dolor de garganta y los síntomas asociados como la hinchazón, irritación o inflamación de la garganta dolorida o las molestias al tragar. Lo mejor es ir a la farmacia y explicar cuáles son nuestros malestares para que nos recomienden el más apropiado. Las pastillas para chupar son una de las opciones, ya sea como alternativa principal o apoyo a otras medicaciones.

Las pastillas para chupar Strefen sabor miel y limón o sabor naranja, contienen 8,75mg de Flurbiprofeno, que gracias a sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias ayudan a aliviar el dolor de garganta con un efecto calmante a los 2 minutos y que dura hasta 4 horas, aminorando malestares como la hinchazón, irritación e inflamación de ésta. Es adecuado para adultos y niños mayores de 12 años y no debe utilizarse en caso de padecer úlcera gastroduodenal. Además, Strefen pastillas para chupar sabor naranja no tiene sacarosa (contiene edulcorantes). Lea las instrucciones de estos medicamentos y consulte al farmacéutico. Strefen es un medicamento de Reckitt Benckiser Healthcare S.A.

Tengo la garganta inflamada, ¿qué tomar? | Cedida

Consejos para cuidar la garganta

A veces unas simples rutinas diarias pueden ayudarnos a prevenir el dolor de garganta y cuando lo hemos padecido, contribuirá a que no lo volvamos a sufrir.

Acostumbrarnos a respirar por la nariz, algunas personas esto puede resultarles muy complicado, pero con práctica al final nos habituaremos y notaremos un gran alivio al reducir en gran medida la cantidad de aire que circula a través de ella y que produce sequedad.

Si evitamos las bebidas muy frías y el humo del tabaco, ayudaremos a nuestra garganta a que se mantenga saludable y protegida.

Mantenernos hidratados es muy importante, principalmente con agua natural pero ciertas infusiones calientes como la menta o el jengibre también nos ayudará a calmar la garganta y que no se produzca inflamaciones en ella.

Una cucharada de miel nos proporcionará suavidad, ayudándonos a mejorar si la tenemos un poco seca y tosemos.

Los déficits de algunos nutrientes como la Vitamina C, pueden reducir la respuesta inmunitaria, por eso tomar cítricos puede contribuir a fortalecer a nuestras defensas, así que tomar alimentos ricos en esta vitamina, como las naranjas, los limones y los tomates, puede servirnos para ayudarnos en el futuro.

Como vemos, prevenir y combatir el dolor de garganta puede ser bastante sencillo e incluso con unas simples pastillas para chupar podemos hacer que desaparezca, aunque también es cierto que, si a pesar de estar tomándonos las pastillas según nos indican las instrucciones, no notamos mejoría o sigue inflamada, debemos acudir al médico para que nos haga una revisión.