Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Tila: qué es, propiedades y beneficios de esta planta

La tila, también conocida como té de tila, es una infusión con múltiples propiedades y beneficios.

  

La infusión de tila se elabora con la flor del tilo. 
 

Aunque en algunos lugares se conoce como té de tila, la tila es una infusión distinta al té, es decir, está elaborada a partir de un árbol distinto. Entre otras cosas, la tila tiene propiedades relajantes, y muchas otras que suelen no ser conocidas por la población general.

En este artículo veremos qué es la tila, y cuáles sus propiedades y beneficios principales. Así mismo veremos semejanzas y diferencias con otras flores, por ejemplo con el té de los 7 azahares y con la valeriana. Finalmente explicamos cuáles pueden ser algunas contraindicaciones, especialmente en periodo de embarazo.

Té de tila: ¿para qué sirve?

El té y la tila son bebidas que se obtienen a partir de frutos, raíces o hierbas aromáticas que se introducen en agua hirviendo. Es decir, tanto el té como la tila son infusiones. La diferencia es que provienen de árboles distintos. La planta del té es también conocida como “camellia sinensis” y es una bebida tradicional con múltiples propiedades.

Por su parte, la tila es elaborada a partir del fruto del árbol del tilo. Esta especie pertenece al género tilia, que comprende una gran cantidad de variedades con características distintas y todo tipo de aportes nutricionales y medicinales.

En este sentido, lo más apropiado no es llamar a esta bebida “té de tila” sino “infusión de tila”. En cualquier caso, la tila sirve para muchas cosas. Por ejemplo, sirve para generar efectos relajante y disminuir dolores, entre otros beneficios que veremos más adelante.

El árbol de tilo: orígenes y variedades

La tila es originaria de la Europa continental, desde la sierra cantábrica y los pirineos hasta Rusia central. También puede encontrarse desde hace milenios en parte de las islas británicas, especialmente el sur, y también en algunas partes de la península escandinava.

El árbol del tilo, del que nace la flor de tila, puede llegar a medir alrededor de unos 20 o 30 metros de altura. Sus hojas son grandes, cordiformes y con el borde serrado y sus frutos presentan forma de flor y son de un color blanquecino.

Encontramos variedades de tila en distintas zonas, las más conocidas son la tilia cordata clásica, originaria de Europa, la tilia americana en América del norte y la tilia mexicana, muy valorada en la cultura tradicional por su aporte medicinal.

La flor de tila tiene propiedades relajantes, entre muchas otras.
 

Propiedades de la tila y principales beneficios

La tila es una de las infusiones más conocidas y consumidas del mundo por sus efectos sedantes, y también sus aportes saludables en el cuerpo. Tal como ocurre con otras infusiones, los beneficios de la tila pueden ser más notorios cuando se consume con regularidad y en dosis moderadas. A continuación destacamos las 6 propiedades y beneficios de la tila.

1. Efecto relajante

Una de las propiedades más conocidas de la tila (probablemente la que más) es su efecto relajante. Son bastante populares los efectos calmantes de esta planta y cómo la infusión es capaz de reducir los nervios, la ansiedad, el estrés e incluso los síntomas del insomnio.

Es por eso, por lo que esta infusión constituye un remedio perfecto para aquellas personas que necesiten relajarse después de un largo día de trabajo o para aquellos que tengan problemas para conciliar el sueño.

2. Aporte nutricional

Las especies del género tilia presentan muchos aportes nutricionales gracias a la gran cantidad de principios activos que contienen. Entre los principios activos que podemos encontrar en la tila encontramos: la quercetina, el ácido cafeico, el terpineol, eugenol, nerol, alfa-pineno y limoneno.

La mayoría de estos elementos que contiene la tila están presentes en muchas hierbas aromáticas y en otras infusiones, que veremos más adelante. Estos principios activos aportan todo tipo de beneficios al cuerpo humano y pueden prevenir algunas patologías y enfermedades.

3. Efecto antiinflamatorio

Otra de las propiedades de la tila es su efecto antiinflamatorio y antiespasmódico. Gracias a estos efectos, esta hierba es ideal para tratar los efectos del reumatismo, el dolor de cabeza, de estómago o de cualquier otra inflamación localizada en alguna en el cuerpo.

En relación con esto, el consumo de tila puede beneficiar al organismo a la hora de reducir dolores musculares e hinchazón. Tomar entre dos tazas de tila al día durante pocos días puede ayudar a paliar ese tipo de dolores.

4. Alivia cólicos menstruales

Se trata de una de las propiedades de la tila que se desprende de la anterior: la reducción de los dolores de la menstruación. Este fenómeno se produce, de nuevo, gracias a los efectos antiespasmódico y antiinflamatorio de la tila,

Así como en otros dolores musculares e inflamaciones, recomendable consumir dos tazas de tila al día para aliviar cólicos durante el período de menstruación.

5. Trata problemas respiratorios

Un beneficio poco conocido de la tila son sus propiedades para tratar problemas en las vías respiratorias como la tos, el asma o la mucosidad. Del mismo modo, el consumo de tila puede servir para paliar algunos efectos de enfermedades de tipo vírico, infecciones, resfriados. Aunque, según el caso, puede ser que esta infusión no alive por sí sola dichos efectos.

5. Otros beneficios

Otros beneficios de la tila pueden ser: reducción del ácido úrico en el cuerpo, efecto diurético, reducción de la tensión arterial, función antioxidante y purificante. La eficacia de dichos beneficios depende en gran medida de algunos factores como: la cantidad y la regularidad de la ingesta de tila, su combinación e interacción con otras sustancias (naturales o farmacológicas), y sobre todo, la gravedad del padecimiento o enfermedad.

 

Otras infusiones con beneficios similares a la tila son los siete azahares y la valeriana.

 

¿El té de los 7 azahares contiene tila?

La tila es una de las flores que podemos encontrar en la infusión de 7 azahares, mejor conocida como “té de los 7 azahares”. Las otras 6 plantas que componen esta bebida son la flor de azahar, el toronjil, la cidra, la pasiflora, el limón, la valeriana y el zapote blanco.

Gracias a la mezcla de todas estas hierbas, el té de los siete azahares es una infusión que sirve para aliviar estados nerviosos leves, y por lo mismo ayuda a conciliar el sueño. Sus propiedades son muy similares a los de la tila, pero su sabor es más complejo debido a las flores que se añaden. 

¿Tila o valeriana?

La tila y la valeriana son plantas medicinales ampliamente conocidas por sus efectos sedantes. Al interactuar con el sistema nervioso central, estas flores causan relajación y somnolencia. No obstante, según el caso es mejor utilizar una o la otra.

Por ejemplo, una investigación sobre el tratamiento alternativo de alteraciones del sueño reporta que, en el caso de niños de 2 a 12 años puede utilizarse tila, pero es recomendable evitar valeriana. Durante el embarazo también es mejor consumir tila, no obstante, se recomienda hacerlo en dosis moderadas.

En etapas como la menopausia, la valeriana tiene mayores efectos, especialmente al combinarse con lúpulo. Aunque este último está contraindicado en el caso de que la persona esté sometida a un tratamiento hormonal.

Por otro lado, en el caso de enfermedades hepáticas es recomendable tomar pasiflora. Tanto la tila como la valeriana están contraindicadas, ya que pueden agravar efectos tóxicos en el hígado.

Finalmente, la valeriana es la planta de elección en el caso de padecer glaucoma y epilepsia. No así la amapola, ya que puede agravar tanto la tensión ocular como las crisis convulsivas.

Contraindicaciones y efectos secundarios

Debido a que tienen un efecto intenso y muchas veces inmediato, tanto la tila como la valeriana son plantas que deben tomarse con precaución. No se han reportado ni descrito efectos dañinos relacionados con su ingesta, no obstante, dichos efectos tampoco se han investigado a profundidad.

Lo mismo ocurre en cuanto a su interacción con otras plantas medicinales y con sustancias farmacológicas (drogas recreativas y medicamentos). Ante la incertidumbre, es mejor consumirlas con moderación. Especialmente esto es recomendable durante el embarazo y la lactancia.

Referencias bibliográficas:

Comentarios