Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Tomillo: qué es, usos y beneficios de esta planta medicinal

Esta planta medicinal puede utilizarse tanto seca, a modo de infusión o té, como en forma de aceites esenciales para aplicar en la piel.
El tomillo siempre se ha utilizado como planta medicinal debido a sus múltiples propiedades y beneficios.

 

El tomillo o Thymus vulgaris es una hierba principalmente apreciada y conocida por su aroma característico que proviene del aceite esencial rico en timol y carvacrol que tiene.

Estas sustancias junto a otras muchas que también presenta esta planta medicinal tienen propiedades antibióticas, balsámicas, expectorantes, diuréticas y tranquilizantes entre otros muchos beneficios cuando se aplica en forma de aceite o se bebe como té.

Para conocer muchas más propiedades y usos de esta hierba, en este artículo revisaremos qué es el tomillo, cuáles son sus principales beneficios y para qué se utiliza. También repasamos algunas contraindicaciones y efectos secundarios a tener en cuenta a la hora de consumirlo.

¿Qué es el tomillo?

El tomillo o thyme en inglés es un género de cientos de especies de hierbas y subarbustos de hoja perenne de la familia Lamiaceae. Las especies con el nombre científico de Thymus vulgaris o de jardín y Thymus serpyllum o silvestre son los tipos más conocidos de esta planta.

Éstas son nativas del sur de Europa y del Mediterráneo occidental principalmente. Asimismo existen otras especies en otras zonas de África del Norte, Groenlandia y Asia.

Esta planta medicinal se cultiva ampliamente, tanto comercialmente como en huertos caseros, como una hierba culinaria, de uso terapéutico y ornamental. Normalmente crece desde una raíz fibrosa y leñosa para producir tallos delgados y erectos de hasta 38 cm de altura.

La variedad silvestre suele crecer en brezales, pastos y zonas montañosas de piedra seca  en regiones templadas y soleadas. Produce tallos largos, bajos, extensos y serpenteados que le dotaron de su nombre científico -serpyllum.

Esta hierba tiene pequeñas hojas estrechas de un color gris verdoso que crecen en pares opuestos. Sus flores pueden ser de color blanco, rosa, azul o púrpura según la especie y la variedad con la que nos encontremos. Éstas son pequeñas y tubulares que crecen en grupos terminales de hasta 15,2 cm de largo.

Curiosamente esta planta aromática atrae a las abejas, que cuando la polinizan suelen producir un tipo de miel con un sabor único a tomillo. También actúa para repeler a las moscas blancas.

Para su uso, el tomillo seco debe almacenarse en recipientes de vidrio oscuro, herméticamente sellados y etiquetados. Éste también puede congelarse para su uso posterior.

Origen de la hierba

El tomillo se conoce desde la antigüedad por sus virtudes mágicas, culinarias y medicinales. La tradición sostenía que una infusión de esta planta medicinal tomada como té en la víspera del verano permitiría ver bailar a las hadas.

En el Antiguo Egipcio se utilizaba esta planta aromática en los embalsamientos para contrarrestarå el mal olor que desprendían los cadáveres. Durante años se creía también que poner tomillo en los ataúdes de los difuntos aseguraba a la persona fallecida un buen tránsito hacia el próximo destino.

En Grecia se utilizaba en los centros termales, así como en los templos para dotar de un buen aroma a estas zonas sagradas. Asimismo, es un tipo de planta que durante años se ha utilizado como método purificador para limpiar lugares y objetos de auras negativas.

Finalmente,  el aceite hecho con esta planta se usaba en los apósitos quirúrgicos en tiempos de guerra para tratar las heridas de batalla.

¿Para qué sirve? Usos comunes

El té de tomillo puede utilizarse para tratar jaquecas, especialmente cuando el dolor reside en un único lado de la cabeza. Si se acompaña con melisa y tila el efecto se potenciará aún más.

Para preparar la infusión es importante dejarlo reposar de 10 a 30 minutos, en función del efecto que se requiera. Asimismo, también se puede disfrutar como una bebida tónica después de las comidas y también en forma de jarabe.

El tomillo es un remedio eficaz para las enfermedades del sistema respiratorio, digestivo y genitourinario. La hierba relaja los músculos bronquiales, ayudando a calmar la tos seca. También tiene un efecto tranquilizante natural que ayuda a prevenir el cansancio o la psaez general y a conciliar el sueño.

La infusión tibia puede aliviar los cólicos y las flatulencias, así como promover la transpiración y proteger de intoxicaciones alimentarias. Asimismo, si el té se toma caliente puede ayudar a aliviar el dolor menstrual y la diarrea.

Las decocciones de esta hierba endulzadas con miel pueden ayudar a los espasmos que se producen en la tos ferina y ayudar a la persona a eliminar el catarro. Si se toma de forma infundida también se puede utilizar para hacer gárgaras que sirve para tratar el dolor de garganta. Una fuerte decocción, endulzada con miel, es buena para aliviar los espasmos de la tos ferina y expulsar el catarro.

Si añadimos una decocción de las hojas y las flores de esta planta a la bañera, promoveremos la estimulación de nuestra circulación y tratar las articulaciones cansadas. Ayuda a prevenir también la pérdida o caída del cabello si la persona se enjuaga el pelo y se masajea el cuero cabelludo con una decocción de esta planta medicinal.

Finalmente, el aceite esencial de tomillo es utilizado ampliamente por su contenido en timol, un componente presente en muchos antisépticos, enjuagues bucales, pastas de dientes y jarabes. También tiene un potente efecto antibacteriano y antifúngico.

Existen otros usos principales de esta hierba como estimulante de la circulación cerebral, tratamiento de la anemia, cuidado de las inflamaciones oculares como los orzuelos, tratamiento de las infecciones genitales o incluso como repelente de mosquitos.

La mejor manera de incluir tomillo en nuestra dieta es mediante infusiones y tés. 

Propiedades y beneficios de esta planta medicinal

El tomillo tiene un efecto antioxidante y cuando se toma en forma de té presenta beneficios digestivos y tónicos. Es una planta medicinal muy rica en grandes variedades de fitoquímicos que incluyen taninos, amargos, aceites esenciales, terpenos, flavonoides, saponinas.

También tiene altas cantidades de aminoácidos como la cistina, la valina, la glicina y la isoleucina, así como betacarotenos, vitamina C y minerales como el calcio, el magnesio, el hierro, el cobalto y el aluminio.

Gracias a estos componentes, esta planta tiene propiedades terapéuticas muy apreciadas en la fitoterapia. En concreto, ofrece las siguientes acciones medicinales sobre nuestro preciado organismo:

  • Antibacteriana, antivírica y antifúngica

  • Hipotensiva

  • Expectorante

  • Diurética

  • Antitusiva

  • Analgésica

  • Digestiva

  • Antiinflamatoria

  • Antioxidante

  • Estimulante

  • Mucolítica

  • Carminativa

El tomillo seco y el aceite esencial extraído de esta hierba son utilizados como medicamentos muy potentes. El aceite esencial contiene un fenol cristalino conocido como timol, un antibiótico y desinfectante potente que podría mejorar el sistema inmunológico y combate las infecciones.

La fuerza aromática y medicinal del aceite esencial varía con la especie cosechada. El aceite esencial ejerce una acción rápida y eficaz contra las bacterias. También favorece la salud de los dental y gingival, así como para aliviar el dolor de muelas.

Los ungüentos hechos con tomillo ayudan a desinfectar cortes, heridas y también ayudan a tratar los hongos que causan el pie de atleta.

Como aceite de masaje, esta planta aromática puede llegar a aliviar el dolor que se sufre en el reumatismo, la gota y la ciática. Asimismo si frotamos la misma loción en nuestro pecho, ayudará a disolver la inflamación de la membrana mucosa del tracto respiratorio superior y de esta manera, manejar los resfriados y catarros.

Contraindicaciones y precauciones importantes

Consumido en grandes cantidades, el tomillo puede actuar como un estimulante uterino y por eso no se recomienda utilizar en mujeres embarazadas o con intención de estarlo, personas con úlceras o con problemas cardíacos. De la misma manera el uso excesivo del aceite esencial sin diluir hecho con esta hierba es considerado tóxico.

Si se ingiere el aceite puede causar en la persona problemas gastrointestinales que incluyen síntomas como diarrea, náuseas y vómitos. Otros efectos tóxicos adversos pueden incluir dolor de cabeza, confusión mental, debilidad muscular y mareos. Asimismo puede llegar a disminuir el ritmo cardíaco, ralentizar la respiración y bajar la temperatura corporal.

Si se aplica de forma externa y no diluida, el tomillo puede provocar irritación en la piel y reacciones alérgicas varias. Es por eso que es muy importante que se disuelva en agua o aceites vegetales, como el aceite de almendra o girasol, antes de aplicarlo para minimizar la toxicidad. Debido a su alto contenido en timol, puede provocar hipertiroidismo o intoxicación al irritar el sistema digestivo.

Finalmente, si se administra en las dosis terapéuticas recomendadas por un especialista no tiene que comportar ningún tipo de riesgo para la salud ni tampoco se han registrado efectos secundarios asociados.

Referencias bibliográficas:

  • Barrera, C., Andrés, C., & Eunice Acosta, G. (2013). Actividad antibacteriana y determinación de la composición química de los aceites esenciales de romero (Rosmarinus officinalis), tomillo (Thymus vulgaris) y cúrcuma (Curcuma longa) de Colombia. Revista Cubana de Plantas Medicinales, 18(2), 237-246.

  • Hanrahan, C., & Odle, T. G. (2005). Thyme. In J. L. Longe (Ed.), The Gale Encyclopedia of Alternative Medicine (2nd ed., Vol. 4, pp. 2015-2018). Detroit: Gale.

 

Comentarios