Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Uva: propiedades y beneficios de esta fruta

Además de elaborar vino con ella, la uva es una fruta muy saludable con múltiples de aplicaciones en la gastronomía.
Las uvas poseen una gran cantidad de propiedades y beneficios para la salud, sobre todo antioxidantes.

 

En la actualidad, se cultivan alrededor de 72 millones de toneladas de uvas a lo largo de todo el mundo. Si bien es cierto que la mayoría son utilizadas para en la producción de vino o aceite de semillas, las uvas de mesa son popularmente conocidas por sus propiedades y beneficios.

Los nutrientes de las uvas proporcionan toda una gama de posibles beneficios para la salud, como la prevención de enfermedades cardíacas, el estreñimiento y mejoran la salud ocular. A lo largo de este artículo descubriremos qué propiedades y beneficios para la salud caracterizan a las uvas.

¿Qué es la uva?

La uva es una fruta que crece en las vides de la planta del género Vitis, por lo que, botánicamente es considerada una baya. Esta fruta crece en racimos que pueden contener entre 15 y 300 frutos y pueden adquirir diferentes tonos según el tipo de estas.

Los colores de esta fruta pueden ir del amarillo al negro, pasando por el verde, naranja, rosa, carmesí y azul oscuro. Como dato curioso, las famosas uvas “blancas” son en realidad de color verde y, evolutivamente, provienen de las variedades moradas.

Según los estudios, el cultivo de la variedad domesticada comenzó hace más de 6000 años en el cercano oriente. Los jeroglíficos egipcios antiguos ya registran el cultivo de estos frutos morados y, teniendo los datos históricos, los antiguos griegos, fenicios y romanos también cultivaban variedades moradas, tanto para comer como para producir vino.

La levadura, uno de los primeros microorganismos que el ser humano ha podido controlar y domesticar, se produce naturalmente en la piel de los frutos, lo que llevó al descubrimiento de algunas de las primeras bebidas alcohólicas, como el vino.

Más tarde, el cultivo se extendió a otras regiones de Europa, así como a la zona norte de África y a América del Norte. En cuanto a la producción de vino, por el momento, la bodega más antigua conocida se encontró en Armenia y data aproximadamente del año 4000 a.C.

Esta fruta se puede comer fresca, son las llamadas uvas de mesa, o se pueden utilizar como materia prima para elaboraciones como vino, mermelada, jugos y zumos, extractos de semillas, vinagre e, incluso, aceite.

Las variedades que se cultivan para la comercialización de estas se pueden distinguir entre uvas de mesa o de vino. Si bien es cierto que casi todas ellas pertenecen a la misma especie, la Vitis vinifera, ambos tipos poseen diferencias significativas.

Mientras que las de mesa tienden a ser de mayor tamaño, sin semillas y con la piel relativamente delgada, las cultivadas para la elaboración de vino son más pequeñas, con semillas y con la piel más gruesa, una característica muy deseable para la elaboración del vino ya que la piel proporciona al vino todo su aroma.

Beneficios y propiedades de esta fruta

Como todos sabemos, una dieta rica en frutas y verduras está relacionada con una disminución del riesgo de sufrir diversas enfermedades y afecciones físicas como las enfermedades cardíacas, la diabetes, la obesidad e, incluso, el cáncer.

Al igual que ocurre con otras frutas y verduras, las uvas son una excelente fuente de fibra y de agua. Además, los antioxidantes y otros nutrientes, presentes de forma natural en esta fruta, las hacen particularmente saludables.

Aunque todavía se necesita más investigación para confirmar algunos de los beneficios de estas, a continuación presentamos algunas de las formas en las que las uvas y sus nutrientes pueden favorecer nuestra salud.

1. Favorece la salud del corazón

Estudios realizados en modelos animales sugieren que la quercetina y resveratrol, dos flavonoles presentes en esta fruta, pueden reducir el riesgo de aterosclerosis y proteger del daño vascular causado por el colesterol “malo” o las lipoproteínas de baja densidad.

Además, las investigaciones hipotetizan que los polifenoles de las uvas tienen propiedades antioxidantes, hipolipemiantes e inflamatorias que pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Todo esto gracias a la prevención de la acumulación de plaquetas, la reducción de la presión arterial y la disminución del riesgo de ritmos cardíacos irregulares.

Finalmente, estos pequeños frutos son ricos en y fibra y potasio, ambas muy beneficiosas para la salud del corazón. Una ingesta alta de potasio se ha asociado con un menor riesgo de accidente cerebrovascular, una protección contra la pérdida de masa muscular y la preservación de la densidad mineral ósea.

2. Disminuye la presión arterial

Tal y como se menciona en el punto anterior, aumentar la ingesta de potasio puede ayudar a reducir los efectos negativos de un exceso de sodio en la dieta.

Las uvas y su alto contenido en potasio podrían ayudar a reducir los efectos del sodio en personas que sufren de presión arterial alta. Asimismo, la fibra también es importante para mantener un sistema cardiovascular saludable, incluyendo la presión arterial.

Las uvas prensadas se utilizan como materia prima para elaborar vino, pero también pueden servir para producir vinagres, aceites o mermeladas. 

3. Reduce el riesgo de diabetes tipo 2

Según algunos estudios, existen ciertas frutas que pueden ayudar a reducir el riesgo de diabetes tipo 2 en adultos. Es necesario especificar que son las frutas y no los jugos o zumos elaborados a partir de estas, las que proporcionan todos estos beneficios ante la protección contra la diabetes.

Entre las frutas testadas en estos estudios se encuentran también las uvas. Aunque el nivel relativamente alto de azúcar que se encuentra en esta frutas puede hacer que algunas personas se pregunten si son realmente seguras para las personas con diabetes, las vitaminas, los minerales y la fibra, los convierten en una alternativa saludable para satisfacer a los más golosos.

4. Efectos neuroprotectores

En otras investigaciones, se sugiere que los flavonoides de las uvas, concretamente el resveratrol, pueden resultar eficaces en la protección contra la neuropatía diabética. Se hipotetiza que esto de debe a los efectos neuroprotectores de estos antioxidantes.

Modelos de estudio en animales indican que el resveratrol también pueden proteger contra la retinopatía. Una afección que puede afectar gravemente a la visión.

Tanto la neuropatía diabética como la retinopatía son afecciones que pueden aparecer cuando la diabetes está mal controlada; por lo que, teniendo en cuenta los beneficios de la uva para la diabetes, este fruto podría ayudar a protegernos contra estas condiciones físicas.

5. Alivia los síntomas de la alergia

Gracias a los efectos antiinflamatorios de la quercetina (recordemos que la quercetina es un potente antioxidante), algunos estudios en animales indican que su consumo puede ayudar a aliviar algunos síntomas propios de las alergias, como la secreción nasal, los ojos llorosos y las reacción dérmicas.

6. Reduce el riesgo de estreñimiento

Como veíamos anteriormente, las uvas son una gran fuente de agua y fibra dietética. Esto puede favorecer que las personas se mantengan hidratadas, puede regular el tránsito intestinal y, como consecuencia, reducir el riesgo de estreñimiento.

7. Tratamiento del acné

Según los resultados de algunos estudios in vitro, se sugiere que el resveratrol presente en esta fruta podría resultar eficaz en el tratamiento del acné, sobre todo si este se aplica con peróxido de benzoilo como tratamiento tópico.

8. Ayuda a mantener la salud de los ojos

Entre muchos de los compuestos antioxidantes presentes en las uvas, estas contienen luteína y zeaxantina, los cuales podrían ayudar a mantener una buena salud ocular. Se hipotetiza que estos compuestos puede neutralizar los radicales libres, reduciendo el estrés oxidativo ocular, el daño en la retina y puede ayudar en la prevención de afecciones como las cataratas.

Además, las pruebas de laboratorio sugieren que el resveratrol podría proteger contra algunos problemas de la visión, incluidas la degeneración macular asociada a la edad, el glaucoma y también las cataratas.

9. Podrían prevenir el crecimiento de tumores

Las uvas contienen poderosos antioxidantes con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Los estudios de laboratorio sugieren que uno de estos antioxidantes, el resveratrol anteriormente mencionado, podría ralentizar o prevenir el crecimientos de tumores de linfa, hígado, estómago, mama, colon, cáncer de piel y leucemia.

No obstante, en Viviendo la Salud queremos destacar que todos estos estudios todavía se encuentran en vías de desarrollo, por lo que, aunque éstos supongan una pequeña esperanza para la prevención y tratamiento de algunas enfermedades, los beneficios reales y exactos de esta fruta puede tener están todavía por determinar, tanto en el cáncer como en cualquier otra afección.

Referencias bibliográficas

  • Parry, J., Su, L., Moore, J., Cheng, Z., Luther, M., Rao, J. N., Wang, J. Y. & Yu, L. L. (2006). Chemical Compositions, Antioxidant Capacities, and Antiproliferative Activities of Selected Fruit Seed Flours. Journal of Agricultural and Food Chemistry, 54(11): 3773–3778.

  • Shi, J., Yu, J., Pohorly, J. E. & Kakuda, Y. (2003). Polyphenolics in Grape Seeds—Biochemistry and Functionality. Journal of Medicinal Food, 6(4): 291–299.
Comentarios