Vinagre de manzana: para qué sirve, usos y propiedades

Descubrimos para qué sirve y cuáles son los usos y las propiedades del vinagre de manzana.
Descubrimos para qué sirve el vinagre de manzana y cuáles son sus propiedades.

 

El vinagre de manzana es uno de los tipos de condimentos más populares y consumidos hoy en día. Se utiliza para condimentar diversos platos y recetas y, además, según estudios realizados, se considera que posee determinados beneficios y propiedades para nuestro organismo.

También, es un remedio popular antiguo, y se ha utilizado para diversos fines domésticos y de cocina. En este artículo os contamos cómo se elabora el vinagre de manzana, cuáles son sus posibles propiedades, para qué sirve y qué cantidad se recomienda consumir.

¿Qué es el vinagre de manzana?

El vinagre de manzana está elaborado a partir de manzanas maduras recién trituradas. Estas se fermentan y son sometidas a varios procesos para obtener el producto final de ácido.

En el primer paso, las manzanas trituradas se exponen a la levadura para iniciar el proceso de fermentación alcohólica, y para que los azúcares se convierten en alcohol. En el segundo paso, se agregan bacterias a la solución de alcohol, lo que provoca que se fermente más el alcohol y se convierta en ácido acético.

¿Para qué sirve? Propiedades y beneficios

El vinagre de manzana está asociado a determinadas propiedades para nuestra salud. Aunque aún se tienen que realizar más estudios sobre los beneficios de este producto en nuestro organismo, algunos de los que se tienen más constancia son:

1. Previene el reflujo ácido

El reflujo ácido o la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) es una condición que ocurre cuando hay un regreso de los alimentos consumidos, desde el estómago hasta el esófago, que causa síntomas como náuseas y acidez estomacal y ardor.

Estudios realizados, han demostrado que las personas que padecen esta enfermedad muestran un 75% de reducción de síntomas cuando se les administra vinagre de manzana y una hora de reflujo retrasado en comparación con los que toman antiácidos.

Así que consumir una cucharada de vinagre de manzana puede aliviar los síntomas de acidez estomacal o los síntomas de la enfermedad por reflujo gastroesofágico.

2. Puede matar bacterias

Se ha demostrado que el vinagre puede ayudar a matar patógenos, incluidas las bacterias. Tradicionalmente se ha utilizado para limpiar y desinfectar, tratar hongos en las uñas, piojos, verrugas e infecciones del oído.

Además, este producto también se ha utilizado desde antaño como conservante de alimentos, y los estudios han demostrado que inhibe el crecimiento de bacterias (como la E. coli) en los alimentos.

El vinagre de manzana se elabora a partir de manzanas maduras trituradas.

3. Reduce el nivel de azúcar en la sangre

Otras de las propiedades asociadas al vinagre de manzana es que reduce los niveles de azúcar en la sangre. Estudios realizados han demostrado que puede mejorar la función de la insulina y disminuir los niveles de azúcar en la sangre después de las comidas.

Por esta razón, puede ser útil para las personas con diabetes, prediabetes o aquellas que desean mantener sus niveles de azúcar en la sangre bajos por otras razones.

4. Aumenta la sensación de saciedad

Varios estudios en personas han demostrado que el vinagre puede aumentar la saciedad, ayudándonos a comer menos calorías y, por consiguiente, a bajar de peso corporal.

Por ejemplo, si lo tomamos junto con una comida rica en carbohidratos, aumenta nuestra sensación de empacho y acabamos consumiendo entre 200 y 275 calorías menos durante el resto del día.

Un estudio realizado a 175 personas con obesidad mostró que el consumo diario de vinagre de manzana reducía la grasa abdominal y aumentaba la pérdida de peso entre 1,2 Kg y 1,7 Kg. Sin embargo, hay que tener en cuenta que este estudio se prolongó durante 3 meses, por lo que los verdaderos efectos sobre el peso corporal parecen ser bastante modestos.

5. Puede mejorar la salud del corazón y reducir el colesterol

Según un estudio de la Universidad de Harvard, se demostró que las mujeres que comían aderezos para ensaladas a base de vinagre tenían menos posibilidades de desarrollar una enfermedad cardíaca.

Además, se cree que el ácido acético, junto con ácido clorogénico, presente en el vinagre de manzana puede ser eficaz para reducir los niveles de colesterol LDL (malo) y aumentar los niveles de colesterol HDL (bueno), protegiendo así el sistema cardiovascular.

Sin embargo, aún no se han realizado estudios en humanos que puedan demostrar este hecho y esta propiedad solo se basa en experimentos realizados en laboratorio.

6. Protección de la piel y del acné

Otra de las propiedades asociadas al vinagre de manzana es que este puede ayudar a equilibrar los niveles de pH de la piel gracias a sus niveles alcalinos moderados.

El nivel de pH del vinagre es similar al nivel de pH de la capa ácida protectora de la piel. Realizar una solución de este producto puede ayudarnos a restaurar el brillo de la piel, reducir la dilatación de los poros de la piel, evitar que la piel se vuelva demasiado grasa o demasiado seca al equilibrar la producción de sebo y mejorar la circulación de nutrientes.

Para aplicarnos el vinagre a la piel, debemos mezclar una cucharada de este con dos cucharadas de agua. Humedecemos un algodón y limpiamos nuestra cara con la solución.

Según un estudio realizado, el vinagre de manzana es una combinación de ácido láctico, ácido cítrico, ácido acético y ácido succínico, los cuales tienen el potencial de reducir el crecimiento de la bacteria responsable del acné. Además, también se ha demostrado que su uso sobre las cicatrices del acné ayuda a mejorar la textura, pigmentación y apariencia de la piel.

El vinagre de manzana se caracteriza por tener múltiples usos, tanto gastronómicos como en el hogar.

Usos y dosis del vinagre de manzana

La mejor manera de incorporar el vinagre de manzana en nuestra dieta es usándolo como aderezo para ensaladas, en la mayonesa casera y en otro tipo de preparaciones similares.

A algunas personas también les gusta diluirlo en agua y tomarlo como bebida. Las dosis comunes varían de 1 a 2 cucharaditas (5 a 10 ml) a 1 a 2 cucharadas (15 a 30 ml) por día, mezcladas en un vaso grande de agua.

Los usos que se le pueden dar al vinagre varían mucho. Por ejemplo, podemos tomarlo diluido con agua para ayudar a la regularidad intestinal y trata el reflujo ácido. Cuando sufrimos un episodio de acidez y ardor estomacal, este producto nos ayudará a aliviar los síntomas.

Otro uso que ya hemos comentado anteriormente es como tónico para la piel, para controlar la piel grasa, el acné facial y las cicatrices del acné.

El vinagre de manzana también se suele usar en aderezos para ensaladas y para ablandar la carne. También podemos rociarlo sobre verduras cocidas para darles sabor.

Desde siempre ha sido utilizado como producto de limpieza para la casa. Podemos diluir el vinagre con agua y usarlo como un aerosol de limpieza natural o neutralizador de olores en el hogar.

El vinagre también alivia las quemaduras solares. Para ello, podemos añadir una cucharada de este producto en la bañera para aliviar las quemaduras solares.

También se usa para tratar las verrugas. Para ello podemos empapar un algodón con vinagre y aplicarlo directamente sobre la verruga. Después la cubrimos con una tirita. Podemos repetir este proceso unas cuantas veces y la verruga se caerá sola.

Por último, podemos usarlo para curar erupciones cutáneas producidas por ortigas u otro tipo de plantas. Gracias al potasio que tiene el vinagre, ayuda a calmar la inflamación y a reducir la picazón.

Referencias bibliográficas:

  • Budak, N. H., Aykin, E., Seydim, A. C., Greene, A. K., & Guzel‐Seydim, Z. B. (2014). Functional properties of vinegar. Journal of food science, 79(5), R757-R764.

  • Shishehbor, F., Mansoori, A., Sarkaki, A. R., Jalali, M. T., & Latifi, S. M. (2008). Apple cider vinegar attenuates lipid profile in normal and diabetic rats. Pakistan Journal of Biological Sciences, 11(23), 2634.