Temas ·

Circulación


La circulación es el proceso por el cual la sangre del organismo transporta nutrientes, oxígeno, dióxido de carbono, hormonas y otros elementos necesarios a través del sistema circulatorio, también llamado aparato cardiovascular. En el ámbito médico es habitual distinguir entre la circulación de los pulmones y la del resto del cuerpo.

El aparato circulatorio humano está compuesto por órganos como el corazón y por estructuras como las arterias, las venas y los capilares. Además incluye el sistema linfático, que desempeña un rol fundamental para las defensas del cuerpo y por tanto también forma parte del sistema inmune.

La sangre es el elemento principal de la circulación. Este fluido está compuesto por glóbulos rojos y blancos, plasma y plaquetas, y como decimos se encarga del transporte de distintas sustancias por el cuerpo -siendo el corazón el órgano que bombea la sangre al resto del organismo.

Hay muchas enfermedades y alteraciones que afectan a la circulación y que pueden suponer graves riesgos para la salud e incluso la supervivencia. Algunos de los trastornos cardiovasculares más comunes son la aterosclerosis, la hipertensión arterial, la insuficiencia cardíaca y el infarto agudo de miocardio (es decir, la musculatura del corazón).



Varices
Cómo subir la tensión
accidente-cerebrovascular
ginkgo-biloba
cacao
embutidos
papaya
presion-arterial
arterias
venas


loading_icon