Temas ·

Infección


La infección se define como una invasión de los tejidos del cuerpo por parte de organismos externos que pueden causar enfermedades. Los agentes infecciosos más habituales son bacterias, virus, hongos y parásitos de pequeño tamaño.

Los síntomas de las infecciones no se deben sólo a los agentes que las causan sino también a las reacciones del propio cuerpo ante la presencia de estos. Tales respuestas pueden llegar a provocar verdaderos problemas de salud si el agente infeccioso se mantiene durante mucho tiempo y el organismo no es capaz de eliminarlo.

Entre los tipos de infección más comunes encontramos las de garganta y el resto de las vías respiratorias (por ejemplo las causadas por virus como la gripe), las estomacales, las de los riñones y algunas infecciones del aparato urinario y reproductor como la clamidia, la gonorrea u otras enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Los medicamentos antibióticos son diseñados con la función específica de tratar determinadas infecciones. Entre los más usados están la amoxicilina, que se emplea en casos de otitis o de salmonelosis, o el monurol, habitual en el manejo de las infecciones de orina.



Tratamiento del VIH/SIDA.
Representación del virus VIH
Fotografia de las piernas de un enfermo de SIDA
Caja de retrovir
Cefalexina (Cephalexin)
Erisipela
Balanitis
Poliomielitis
Rubeola
como-curar-y-cuidar-un-tatuaje


loading_icon