Viviendo La Salud

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: viviendolasalud@oblivionmedia.net

Los 9 tipos de veganismo y de dieta vegetariana

Aunque muchos los confunden, hay diferencias importantes entre el veganismo y el vegetarianismo.

 

Si bien el vegetarianismo y el veganismo han sido promovidos por diferentes culturas, filosofías y religiones a lo largo de la historia, en las últimas décadas se han popularizado debido al aumento de la concienciación sobre los derechos de los animales y el respeto al medio ambiente, entre otros motivos.

Existen muchos tipos de vegetarianismo y veganismo, que se clasifican tanto en función de los alimentos que compongan la dieta como de la filosofía personal al respecto. Veamos qué significan estos conceptos y cómo podemos categorizar sus variantes.

¿Qué significa ser vegetariano?

Las personas vegetarianas son aquellas cuya dieta consiste en comidas de origen no animal, como las frutas, los cereales, las hortalizas, las legumbres, los frutos secos, las algas y los hongos.

Los vegetarianos tampoco consumen alimentos en cuyo procesamiento estén implicados productos animales como algunos tipos de grasa o el colorante rojo, obtenido de determinadas especies de cochinillas.

Algunas personas vegetarianas incluyen en su dieta productos lácteos, huevos y miel, que se obtienen de animales vivos, mientras que otras optan por evitarlos.

Cada cual puede tener sus propias motivaciones para no comer alimentos de origen animal, pero las razones más habituales se relacionan con el respeto al medio ambiente y especialmente a los seres sensibles.

Definición de veganismo

Al contrario de lo que se piensa en ocasiones, el término “veganismo” no hace referencia sólo a la ausencia de alimentos de origen animal en la dieta, aunque ésta es fundamental para los veganos.

El veganismo es un concepto amplio que engloba el rechazo al uso de los animales como bienes o mercancías para cualquier fin; por tanto, no está restringido exclusivamente a la dieta, sino que incluye la oposición a la ropa hecha con productos animales o a los circos y los zoos, entre otras formas de explotación.

No obstante, muchas personas utilizan la palabra “vegano” para nombrar a quienes sencillamente no consumen ningún alimento de origen animal, incluyendo huevos, lácteos y miel. Desde esta perspectiva el veganismo no es más que un tipo de vegetarianismo, y se deja de lado su carácter filosófico, un aspecto fundamental.

Tipos de dieta vegetariana y vegana

Hay muchos tipos de vegetarianismo y veganismo; a continuación describimos las características de los más habituales.

Por supuesto, existen combinaciones entre estos tipos de vegetarianismo, especialmente entre los que se refieren a la dieta; así, una persona que no consume carne, huevos ni leche es ovolactovegetariana.

1. Ovovegetarianismo

Las personas ovovegetarianas son aquellas que no consumen alimentos de origen animal a excepción de los huevos. Quienes siguen una dieta ovovegetariana suelen preferir alimentarse de huevos de corral, que provienen de gallinas que no están enjauladas.

Como los huevos que se comen no están fecundados ni tienen por qué comportar un daño a las gallinas que los ponen, alimentarse de ellos es considerado por algunas personas menos inmoral que consumir leche. No obstante, en la producción de huevos clásica se sacrifica un gran número de pollitos macho.

2. Lactovegetarianismo

Los lactovegetarianos no comen carne pero sí productos lácteos como la leche, el queso, la mantequilla y el yogur. El ovolactovegetarianismo es uno de las dietas vegetarianas más frecuentes.

Algunas religiones orientales como el budismo, el hinduismo, el jainismo y el sikhismo promueven dietas lactovegetarianas para reducir el sufrimiento que se causa a otros seres vivos.

3. Apivegetarianismo

El apivegetarianismo engloba a las personas vegetarianas que consumen miel. Como sucede con la producción de lácteos y huevos, la crianza de abejas para obtener su miel (apicultura) es vista como una forma de explotación animal por muchas personas.

4. Veganismo dietético

El veganismo dietético podría considerarse un subtipo de dieta vegetariana en la que se evitan todos los alimentos de origen animal. Los veganos dietéticos también son llamados “vegetarianos estrictos” ya que no comen huevos, miel ni lácteos.

5. Veganismo ético

Este tipo de veganismo incluye a quienes siguen una dieta vegana estricta y además rechazan la explotación animal de cualquier tipo para beneficio de los seres humanos, de modo que no compran productos que provengan de la utilización de los animales. Esto es frecuente en la fabricación de ropa, por ejemplo.

6. Veganismo ambiental

El veganismo ambiental se fundamenta en el hecho de que la industria animal es insostenible y dañina para el medio ambiente: se calcula que entre el 18 y el 51% de la contaminación total proviene de la ganadería, particularmente de la de vacuno.

No obstante el impacto de los cultivos en la tierra y en la deforestación también puede ser muy potente, por lo que el vegetarianismo no siempre es poco lesivo para el entorno. En este sentido, ser coherente desde un punto de vista moral requiere mucho esfuerzo e investigación sistemática de los productos que se obtienen.

7. Crudiveganismo

El crudiveganismo excluye de la dieta la comida de origen animal y la que se cocina a una temperatura superior a los 40-48º aproximadamente. Las personas crudiveganas sostienen que cocinar los alimentos reduce su valor nutritivo y que este tipo de dieta es el más beneficioso para la salud; tales afirmaciones están muy cuestionadas.

8. Frugivorismo o frutarianismo

La dieta frugívora consiste únicamente de partes de plantas que pueden ser recolectadas sin dañarla, como los frutos y las semillas. Se considera un tipo de veganismo y los productos concretos permitidos pueden variar según la persona.

9. Dieta sátvica (de yoga)

Esta dieta se basa en alimentos que, según la medicina Ayurveda, no dañan el cuerpo ni la mente. Se incluyen comidas como legumbres, cereales, hortalizas crudas y lácteos, entre otros, mientras que están prohibidos el té, las especias, la sal, la cebolla, el alcohol, las setas y la carne, porque se consideran o bien estimulantes o sedantes.

Comentarios